Pajas mentales diversas

Una vez más

Eso, ya había pasado mucho tiempo de creer ciegamente en alguien, de meter las manos al fuego por creerle, y una vez más nos damos en las narices con el muro. Hemos visto las pruebas y no podemos reconocer que las hemos visto, porque sería admitir que miente descaradamente y que nos atrevimos a dudar de su palabra, sin motivo previo, cuando debimos continuar adormecidos al filo de sus mentiras. Vale, la palabra "mentira" no describe bien la situación; es más que eso, es un vacío en la verdad, una realidad a medias frases.
Ahora tienen sentido sus ataques de celos, los faroles. Transferencia psicológica, creo que le llaman.
 
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s