Salud y bienestar

Primer día sin tabaco, higiene mental.

Mejor dicho… 30 horas ya.
 
No seré tan arrogante de decir, como en el ’98 cuando tenía más voluntad, que lo voy a dejar del todo. Disminuir la cantidad diaria ya sería un triunfo, lo supe cuando me quedé sin tabaco y me sorprendí buscando en el cenicero de casa alguna colilla lo bastante larga para reutilizar. Ahí supe que había tocado fondo.
 
Veamos qué pasa, y cuanto puedo resistir.
 
 
PD/ Culpemos al síndrome de abstinencia, ya inicié una nueva desratización de mi agenda:
  • Los amigos de mi ex, que nunca fueron realmente mis amigos.
  • Contactos MSN que no han tenido movimiento en los últimos seis meses, o que ya me tienen ignorado o eliminado
  • Peña que sólo me busca cuando necesita algo y por lo demás pasa de mis problemas.
  • Amigos en el móvil que no llaman / no escriben ni responden / con paradero desconocido.

92 bajas efectivas. Daño colateral: 6.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s