Entretenimiento

El diario de Ana Frank, un canto a la vida (El musical)

Gracias a mi colega El Pelocho, asistimos este viernes a la representación en musical del diario de Ana Frank.
 
Las voces, magníficas. La puesta en escena muy bien, El aspecto técnico decente y muy bien librado…
 
Entonces ¿qué coño pasa con este bodrio para que sea precisamente eso, un bodrio? Ay mi madre, las canciones, la ñoñería extrema, los personajes que no cuajan, el arrancarse a cantar cosas inconexas, una personificación al estilo "hada madrina" de Kitty… sí, el diario en persona!
 
Os juro, y que el cielo y las víctimas del holocausto me perdonen (que este frívolo musical flaco favor les hace) que cuando llegan los nazis casi me alegré, por ver ya cercano el final de este mamarracho, y yo sin los huevos para levantarme a media obra y esperar fumando fuera del teatro a mis acompañantes.
 
Una razón más para abominar de los musicales, excepciones aparte, como siempre.
 
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s