Pajas mentales diversas

Hay tantas formas de partir…

Hay tantas formas de partir… y al final son todas una, con el mismo resultado.
Eso pensó él, cuando nadie estuvo allí, y no se les podría reprochar, porque no era ése su trabajo. Cada quien velaba por sí mismo, y él, cansado de ser quien era, y sentir lo que sentía, quiso dejarse arrastrar.
Pero no hay reacción sin acción previa. ¿De qué sirvieron las miradas y buenos propósitos?
Si está claro que somos ínfimas bolsas orgánicas, y que después que esto termine no hay nada al otro lado –eso le gusta pensar– entonces dejó de ver la utilidad de seguir aquí, estorbando, dando tumbos, esperando lo que no vendrá. Nada importa, nada trasciende, todo es palabra al viento, meras vibraciones de partículas que el tiempo dejará seguir hasta su extinción, y en ese contexto el dolor, lo único real, sólo invita a desaparecer.
No hay otras voces cerca, ni quisiera oírlas ya.

Anuncios

Un comentario en “Hay tantas formas de partir…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s