Mirada urbana, Pajas mentales diversas

Mi problema con la ‘pluma’, que no era tal.

Creo que ya sé cual era mi problema con la ‘pluma‘.
Que la usan individuos deleznables, como licencia de arpías. Y por asociación mental, paga los platos rotos una por otra.
Ese creerse el centro del mundo, esa manera viperina de hablar, ridiculizar al diferente, hacer aspavientos, para compensar su desnutrida burbuja vital. Y no, no tiene que ver con lo que se llevan a la cama.
Porque, puesto a pensar, sigo relacionándome con personas con pluma que van por la vida de la manera más natural posible.
Y los pavos reales, en cambio, maricas o heteras, dan ganas de dejarlos a merced de los buitres.
Así que cambiaré el gilipollezcamente correcto “Respeto la pluma pero no me va” por un “Si vas de arpía, ni te respeto, ni quiero que te me acerques“. Que es lo más preciso.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s